Amplia retrospectiva de Pello Azketa en el Museo de Navarra

PelloAZKETANiñasa

El Museo de Navarra homenajea al pintor Pello Azketa con una amplia retrospectiva de su obra

El Gobierno de Navarra edita, asimismo, el libro “Pello Azketa. memoria de la mirada” que analiza la trayectoria y la obra del pintor

El vicepresidente segundo y consejero de Cultura, Turismo y Relaciones Institucionales, Juan Luis Sánchez de Muniáin, ha inaugurado esta mañana en el Museo de Navarra la exposición temporal titulada Pello Azketa. Memoria de la mirada.

La exposición, comisariada por el pintor Pedro Salaberri, se exhibirá desde el 8 de marzo hasta el 1 de septiembre, en las  salas de exposiciones temporales del Museo de Navarra, y podrá visitarse de martes a sábado de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 19:00 horas, y los domingos de 11:00 a 14:00 horas.

La muestra reúne 39 óleos del pintor, 27 de los cuales pertenecen a la colección del artista, 7 a colecciones particulares y 5 procedentes de la colección del Museo de Navarra. Las obras fueron realizadas entre los años 1972 y 2000, poco antes de que el artista dejase de pintar por  perder la visión.

Según ha explicado la directora del Museo, Mercedes Jover, la exposición muestra “una producción minuciosa, bella, rica y compleja” y constituye la retrospectiva de un pintor, que “transmite con una pincelada minuciosa y cuidada, la emoción que el artista siente ante lo que ve y lo que recuerda.”

Paralelamente, se ha editado el libro Pello Azketa. Memoria de la mirada, en la colección Conversaciones con artistas navarros, y se han organizado una serie de actividades complementarias a la exposición.

Actividades complementarias

Como actividades complementarias a la exposición temporal,  se proyectará los sábados, a las 17.10 horas en el Salón de Actos del Museo de Navarra,  la proyección de la película “El cielo gira” de la cineasta Navarra Mercedes Álvarez en la que el pintor interviene.

Por otra parte, los días 12 y 19 de marzo, a las 19,30 h., dentro del programa “Los Martes en el Museo” se desarrollará el ciclo de Arte Contemporáneo “Miradas a la Naturaleza”, integrado por dos mesas redondas con diferentes artistas.

Además, todos los domingos, del 17 de marzo al 30 de junio, a las 12:30 horas, se celebrarán visitas guiadas a cargo de Aurora Patús.

Y, finalmente, los talleres infantiles de Semana Santa  y los talleres de verano que programa el museo para diferentes públicos también se realizarán en torno a la muestra. Los primeros se celebrarán la semana de Pascua, del 1 al 5 de abril, con un  máximo de 25 escolares. El plazo de matrícula se abre el próximo 16 de marzo en la Librería del Museo de Navarra y tendrá un coste de 10 euros por niño.

El libro ‘Pello Azketa. Memoria de la mirada’

El Gobierno de Navarra ha publicado, además, un libro con el mismo título que ha dado nombre a la exposición, dedicado a la obra del pintor; un artista que, a juicio de Mercedes Jover, “merecía una mirada retrospectiva al conjunto de un trabajo creado a lo largo de más de treinta años”.

El volumen se publica dentro de la colección Conversaciones con artistas navarros, iniciada en 2006; una colección de monografías destinada a mostrar la trayectoria vital y artística de creadores plásticos navarros.

El ejemplar incluye un estudio sobre la obra de Azqueta, realizado por los también artistas y amigos del pintor Pedro Salaberri, Mercedes Alvarez y Arturo Redín, buenos conocedores de su obra y que han compartido con él años de relación y algunos proyectos singulares, como la colaboración en la película El cielo gira, de la directora Mercedes Alvarez (2004).

El libro expone las constantes que han marcado la labor pictórica de muchos años, así como los cambios y rupturas que en ese tiempo se produjeron en la mirada del pintor; datos que permiten conocer los orígenes de la tarea artística de Azketa, sus descubrimientos, las influencias que recibió o las rebeldías que motivaron sus avances; evidencia, asimismo, la actitud del pintor ante la realidad política y social, dura y convulsa, que vivió en su juventud. Y, por supuesto, analiza sus cuadros, primero muy pegados a esa realidad, y luego portadores de elementos más simbólicos, sugeridores de “otra realidad más compleja, más oscura, llena de múltiples significados”.

Entre sus motivos destaca  la pintura del paisaje, de la naturaleza. Una naturaleza que, de acuerdo con la directora del Museo “adquiere numerosas dimensiones: naturaleza vivida, en ocasiones transfigurada, a veces depurada, otras velada por la niebla, otras esencializada”.

Destacan también los cuadros más pegados a la realidad urbana, tan importantes en su primera época y la serie sobre la Comparsa de Gigantes y Cabezudos de Pamplona, a la cual el pintor perteneció más de diez años, una serie de cuadros que ocupa las últimas páginas del libro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s